Adrian y Kike son una pareja muy molona y unos apasionados del cine. Por eso llamaron a su perrita Akran en honor al personaje de Avatar. Cuando les propuse de hacer la preboda en la montaña les pareció genial, ya que les encanta la naturaleza y las cosas por donde se ve el paso de los años.

Pasamos una buena tarde de risas entre montañas, y descubrimos que a Akran le encanta la cámara y no paraba de buscarme en cada foto.

Su boda será este invierno, y ya tengo muchas ganas de que llegue, será una boda con temática cinematográfica organizada por las wedding planner Que se Besen.

Comment